Cuatro elementos

Cuando ya no pueda aferrarme al tronco de los sauces
y las corrientes del río me lleven en su seno…
Cuando la madre tierra no pueda evitar
que el aire me cobije como alondra…
Cuando arda en llamas
crepitando en el fuego…

…con toda la energía
de los cuatro elementos,
saldré a seguir tus huellas,
a anudarme en tu mano,
a vivir en tus versos.

Cae la arena del reloj

Cae la arena del reloj
recortando horas,
desmigajando los minutos…
Cae la tarde
sembrando de estrellas el cielo
-mientras los rayos del sol naciente te acarician-.
Amanezco
-mientras la noche te cubre-
y el espejo me devuelve
mis fantasmas,
los mil rostros de mi máscara perfecta.

Caen mis párpados
para soñarte despierta
entre horas fugitivas.